domingo, 19 de noviembre de 2017

Quinientos sesenta y uno

.
Sobrellevar alguna estrechez, siempre que no sea de miras, ensancha el espíritu.
.

.

sábado, 18 de noviembre de 2017

Quinientos sesenta

.
Los sabios humildes ignoran cuánto saben. Los más resabiados, en cambio, olvidan cuanto saben.
.

viernes, 17 de noviembre de 2017

martes, 14 de noviembre de 2017

Quinientos cincuenta y ocho

.
Un escritor no es más que un lector avezado. 
Aunque tampoco un escritor avezado es más que un lector.
.



sábado, 11 de noviembre de 2017

Quinientos cincuenta y cuatro

.
Una puerta se abre. Me asomo a su interior oscuro. Las tinieblas tienen la extraña costumbre de adoptar la forma huidiza de los deseos.
.


viernes, 10 de noviembre de 2017

miércoles, 8 de noviembre de 2017

Quinientos cincuenta y dos

.
La voluntad de querer o libre albedrío, también conocida como libre (in)determinación.
.

Quinientos cincuenta y uno

.
Los sentidos determinan las decisiones que tomamos. Al menos, las importantes.
.


lunes, 6 de noviembre de 2017

Almendros en flor

.
En sueños, un lienzo cubre buena parte de la pared del dormitorio. Es de gran formato y hechuras pesadas, con pinceladas de trazo grueso. El marco, de madera de roble, da cuenta de su calidad. Cuando despierto, la obra que preside mi estancia ya no existe. Parecía una pintura de mi admirado Casas. O de Rusiñol. Como el hermoso cuadro de los almendros en flor que había en casa de mis abuelos. Se liquidó cuando murieron. Lo vi colgado del comedor hasta mi primera juventud. Mientras fui niña, nadie me lo alabó jamás ni me reveló siquiera su ilustre procedencia. No hacía falta. Era enigmático. De poderosa belleza. Lo he buscado en catálogos y revistas de arte. Nada. A veces, se me aparece en sueños, retador. De él cuelga para siempre la bendita inocencia de la infancia. 
.
Santiago Rusiñol, Masia blanca (Bunyola, Mallorca) 
(1902, Museu Nacional d'Art de Catalunya, Barcelona)
.

miércoles, 1 de noviembre de 2017

Quinientos cuarenta y ocho

.
La extrema belleza de lo irresistible.
La belleza irresistible de lo extremo.
La resistencia de lo bello y extremo.
.

lunes, 30 de octubre de 2017

.
.
Hermosa vida que pasó y parece
ya no pasar…
Desde este instante, ahondo
sueños en la memoria: se estremece
la eternidad del tiempo allá en el fondo.
Y de repente un remolino crece
que me arrastra sorbido hacia un trasfondo
de sima, donde va, precipitado,
para siempre sumiéndose el pasado.


Jaime Gil de Biedma, "Recuerda"